Cartas a W: Aprisionada

En alguna parte, en algún universo, en otro mundo, en un libro.. estamos escritos, el uno para el otro, tal y como me lo imagino, tal como lo sueño, tal y como lo tengo rondando en mi mente cada que te veo. En el brillo de tus ojos encuentro una pizca de esperanza, tu sonrisa como mil veces he mencionado me derrite tal cual mantequilla en sartén, me tienes entera y no lo sabes. Te deseo con locura y no tienes una idea.. Mis pensamientos me atormentan y mis sentimientos pesan en mi alma.. ¿Hasta cuándo? No lo sé. Pero el fuego dentro de mi aumenta y mis ansias de amarte y de tocarte son intensas. 

El aroma de tu cuerpo choca con el mio. Te abrazo descaradamente y sonrío como idiota mientras tu eres tu y el mundo es perfecto, claro, cuando estoy cerca tuyo. Las palabras que salen de mi boca parecen no tener control y últimamente expulso un porcentaje alto de lo que en verdad pienso. Dios.. ¿Pensarás que estoy loca? ¿Te habrás dado cuenta de que me encantas? Algo me dice que si, pero el miedo a tu rechazo me impide ponerme bien la falda y comentártelo de frente. Quiero seguir admirándote, adorándote e idealizándote a mi manera, quiero mantener ese lazo invisible que me une a ti, quiero seguir inventándote en mi mente, quiero amarte apasionadamente, quiero esas mariposas rondando en mi estómago, quiero seguir teniendo tu sonrisa tímida de vez en cuando, esos saludos incómodos pero tiernos que nos damos, tus labios sobre mi mejilla, quiero escucharte hablar de lo que sea.. verte todas las mañanas, vestido con esa playera amarilla que tanto me gusta o esa roja nueva que te hace ver increíblemente sexy y masculino, ese aire misterioso y tímido.. quiero eso y ya no pensar en ese "más".. porque si tenerte así es mi pequeño paraíso ¿Por qué habría yo de convertirlo en un infierno?

Me gustas, me gustas mucho.

Comentarios

Entradas populares